UTILIDAD DE LOS FISURÓMETROS COMO HERRAMIENTA DE TRABAJO EN LOS ASENTAMIENTOS DE CIMENTACIÓN

Los fisurómetros se colocan sobre la grieta, cubriendo o uniendo las dos paredes “partidas”, y tras varios meses, se hace un seguimiento para ver si las “paredes se han abierto más”. Si las líneas ya no coinciden, se puede medir milimétricamente lo que se ha abierto la grieta, y quiere decir que el proceso sigue activo. Se deben realizar todo tipo de ensayos, estudio de documentación y análisis de los datos, para determinar no solo el origen de las grietas, sino el modo más efectivo y definitivo para su reparación; y, en caso de que haya responsabilidades legales y la edificación esté en garantía, reclamar judicialmente la reparación de los defectos de estructura y cimentación que sufra la vivienda.

USO Y UTILIDAD DE CÁMARAS TERMOGRÁFICAS EN LOS DICTÁMENES PERICIALES

El incorporar fotografías de una cámara termográfica a un dictamen, demuestra tanto a los demandados como al juez que el defecto constructivo está ahí, es patente y fácil de ver, no solo desde el exterior de las paredes, sino incluso en el interior de las mismas. Es una radiografía de ciertas partes de la vivienda, que nos emiten un diagnóstico certero sobre los males que le aqueja a la vivienda. Se podrán proponer soluciones y presupuestos varios para reparar el defecto constructivo, pero no se podrá rebatir la existencia del mismo, ya que se aportan pruebas, contundentes, del deficiente, o ausente, aislamiento térmico de la vivienda.

call dpconsl