EL RUIDO ES MALO

El ruido es un sonido desagradable, que molesta. Produce efectos no deseados para el que lo padece y es nefasto para la salud y el bienestar físico. Es contaminante, pues al tener una mezcla de frecuencias diferentes, produce una sensación molesta o incómoda, sea quien sea quien lo produzca, y origina daños a las personas. El ruido es algo que interfiere a la persona, y le ocasiona efectos fisiológicos o psicológicos negativos. Y, afortunadamente, es medible y se puede acreditar, y por ello se puede reclamar a nuestros tribunales, para que lo impidan. Reclamar no es una opción, es la solución.

LA ESPECIALIZACIÓN DE ARQUITECTOS y ABOGADOS

La especialización del arquitecto y abogado que se encargará de la reclamación de los defectos constructivos de su vivienda o comunidad es vital para el éxito de la misma. Los peores errores que hemos visto cometer, siempre han sido por arquitectos o abogados no especialistas en esta materia y comprobar que esos asuntos no se debieron perder, y que fue solo la inexperiencia del profesional que lo llevaba lo que ha motivado el perderse totalmente. Por eso recomendamos que se pongan en manos de un abogado especialista en reclamar defectos de construcción y de un arquitecto igualmente especializado en analizar estos tipos de patologías y con experiencia judicial.

call dpconsl